¿Cuál es la mejor empresa para autoeditar un libro?


Si has apostado por la autoedición, debes saber qué opciones existen en el mercado de manera que puedas elegir la que te sea más conveniente. Ten presente que no tienes que limitarte a una sola, pues una de las ventajas de la autoedición es que puedes publicar de manera simultánea con muchas de las empresas que ofrecen estos servicios.


Que empresas NO ELEGIR

Sin embargo te puedo decir que hay opciones que definitivamente debes evitar, y para esto te compartiré una anécdota que ilustrará mejor que quiero decir:

Cuando yo no sabía nada de la autoedición y mientras cursaba una de las materias de una maestría en gerencia empresarial, un profesor me comentó con orgullo que él tenía publicado varios libros. Cuando le pregunté como lo hizo me explicó que recurrió a una de estas empresas autoeditoriales y me dio su nombre y dirección en Internet. Al visitarla comprobé que efectivamente esa empresa ponía a disposición del público un conjunto de servicios de autopublicación de libros físicos y digitales, sí y solo sí el autor estaba dispuesto a hacer un pago inicial. La empresa en cuestión todavía existe y sigue prestando los mismos servicios, así por ejemplo, por publicar una edición digital de un libro cobra casi 300 dólares, por una edición de libro físico tiene planes que varían desde 500 a 1900 dólares. Algunas empresas que utilizan este modelo son librosenred.com, elaleph.com, etc.

No es que estas empresas no ofrezcan productos de calidad, el problema es que hay muchas otras empresas que ofrecen el mismo servicio absolutamente gratis. Sí, GRATIS, y con la misma calidad o incluso superior. Podría mencionarte por ejemplo, a Creatspace.com de Amazon, Lulu.com o Bubok.es entre otras. Y ante un servicio similar si tenemos que elegir entre el pago y el gratuito evidentemente lo más conveniente es el gratuito. Yo estoy seguro de que si mi profesor hubiese conocido estas alternativas no hubiese pagado un centavo para publicar. Después de todo, estas empresas ya ganan mucho dinero cuando venden los libros para todavía pretender cobrar al autor por algo que les genera ya ganancias.  El error de estas empresas consiste en ver a los autores sólo como clientes y no como aliados comerciales, por lo que han sido desplazadas por quienes entendieron que una relación ganar-ganar con los autores es mucho más provechosa a largo plazo. Las empresas autoeditoriales que han comprendido esto y optado por el modelo de publicación gratuita son las que actualmente se encuentran en la cima del negocio autoeditorial, y el resto que no ha desaparecido se mantiene gracias a que hay muchas personas que todavía no están informadas que existen otras alternativas. En mi opinión, o cambian o tienen los días contados.

Que empresas SI ELEGIR

A continuación te hablaré de aquellas empresas que en mi experiencia sí vale la pena elegir.




Lulu es en mi opinión la segunda mejor empresa autoeditorial que existe en la actualidad. En su momento llegó a ser líder indiscutible superando a todos los competidores en su ramo. Confieso que fue mi primer amor, e incluso ahora todos mis libros los he publicado con ella. Cuenta con las siguientes características:

1) Publicar es gratis: Lulu fue una de las primeras empresas (sino es que fue la primera) que comenzó a ofrecer los servicios de autoedición de manera gratuita. Suscribirse es gratis y el proceso de publicación también. Una vez finalizado el proceso el libro ya está disponible en la tienda en línea de Lulu.com y puede ser adquirido inmediatamente por cualquier persona.

Ahora bien, Lulu también ofrece el mecanismo de distribución con alcance extendido, el cual te permite que tu libro llegue a otras librerías online como Amazon, Barnes & Noble (este último sólo si tu libro está en inglés), e incluso librerías físicas. Optar por este modo de distribución es también “gratuito” pero te exige como condición que compres por lo menos un ejemplar de tu libro, de manera que puedas revisarlo y aprobarlo antes.

Visto de esta manera alguien podría objetar que la publicación no es totalmente gratuita y es cierto, pero igualmente no me parece un gran inconveniente. Dudo que haya algún autor que no desee por lo menos una copia de su libro para mostrarlo a sus amigos y conocidos. Además es prudencialmente necesario revisarlo antes de que llegue a las manos de tus lectores. Sólo imagina que tenga algún error del que no te has percatado.

2) La interfaz es amigable: No se requieren conocimientos técnicos para publicar con Lulu. Si no eres experto en computación no te preocupes, basta que sepas navegar en una página web y tengas conocimientos básicos: esto es, que sepas utilizar un editor de textos como el Microsoft Word, que sepas que es un archivo PDF, etc., pues la página te guiará por medio de un asistente que te conducirá paso a paso a:

- Seleccionar el formato del libro: digital, físico, tamaño y calidad de papel, etc.
- Seleccionar el título del libro.
- Descargar una plantilla en formato Word ya preparada para que sólo tengas que escribir o copiar en ella el contenido.
- Subir la plantilla ya finalizada ya sea en formato Word o convertida a PDF.
- Elegir entre un ISBN para tu libro, ya sea el gratuito que te ofrece Lulu, o uno propio en caso de que lo hayas gestionado.
- Utilizar un asistente para la construcción de tu portada o hacer tú mismo un diseño personalizado por medio de alguna herramienta de diseño gráfico.
- Colocar el precio del libro.
De todo esto si acaso tendría que decir que el asistente de creación de portadas no destaca precisamente por lograr resultados muy profesionales.  En el caso de la primera edición de mi primer libro le hice una portada con el asistente, pero luego en la segunda edición un diseñador gráfico me creó una de calidad profesional y la verdad fue una buena decisión, pues hizo que las ventas casi se duplicaran. Recuerda que aunque el contenido de tu libro sea excelente, la presentación es importantísima para que dar una buena impresión.

3) Los precios están en el promedio: Al momento de escribir este libro los precios de Lulu no eran precisamente los mejores, pero tampoco los peores. El problema si acaso radica en que los costes de envío los considero demasiado altos.

4) Permite publicar libros con tapa dura: Una de las razones por las cuales sigo publicando en Lulu es esta, pues otras empresas sólo ofrecen publicar en formato tapa blanda, y hay personas que prefieren pagar un poco más por una edición más resistente con tapa dura. Permite además elegir entre distintos tipos de tapa dura, ya sea con sobrecubierta o sin sobrecubierta.

5) Te otorga un ISBN gratuito para tu libro, o te permite asignar el tuyo propio.



Si Lulu era recomendable, CreateSpace, que es una compañía perteneciente a Amazon lo es mucho más. El gigante del comercio electrónico se destaca en todo lo que hace y una vez entró en el negocio de la autoedición superó todos sus competidores mejorando con creces su servicio y prestaciones.
Todo lo bueno que se podría decir de Lulu se puede decir de CreateSpace pero con esteroides, y entre sus características podemos mencionar:

1) Publicar es gratis: Sí, también publicar aquí es gratis, pero en este caso absolutamente gratis. A diferencia de Lulu, CreateSpace no te exige ni siquiera que compres una edición de tu propio libro para incluirlo en la distribución extendida. Te lo recomienda sí, pero no te obliga.

2) La interfaz es amigable: Al igual que Lulu también te permite confeccionar tus propias portadas así como asignar un diseño personalizado creado por un profesional.

Al comparar el diseñador de portadas de ambas empresas, el de CreateSpace lo supera por mucho. En primer lugar porque cuenta con una galería de imágenes gratuita que puedes incorporar en tus diseños. En segundo porque te permite hacer una vista previa tan precisa del libro, tanto de la portada como del interior, que hace prácticamente innecesario comprar el libro para revisarlo. En una ocasión me arriesgué a publicar uno de mis últimos libros sin revisarlo físicamente y cuando por fin llegó a mis manos me sorprendió gratamente la calidad de la impresión y la exactitud respecto a la vista previa del asistente. En Lulu en cambio he tenido que comprar el libro hasta cuatro veces ensayando y ajustando una y otra vez hasta que las dimensiones de la portada quedan bien ajustadas. Dicho coloquialmente, hacer tu portada personalizada con Lulu puede llegar a ser un calvario, mientras que en CreateSpace es un paseo por el parque.

3) Los precios son los mejores del mercado: hasta ahora no he conseguido mejores precios que en CreateSpace en cuanto a costes tanto de fabricación como de distribución. La diferencia con Lulu es realmente notable. Tomaré como ejemplo uno de los libros que tengo publicado en ambas empresas, Compendio de Apologética Católica. Aunque le he fijado el mismo margen de ganancia, la diferencia en precio de una a la otra es de 11 dólares. Si a eso sumamos los costes de envío en donde Lulu también resulta mucho más costoso, es evidente que Amazon resulta la mejor opción. Después de todo recuerda que si tu libro es demasiado caro muchos lectores optaran por no comprarlo o inclusive piratearlo.

4) Tu libro llega a Amazon más rápidamente: Es de lo más natural siendo CreateSpace una compañía de Amazon. Un libro publicado en CreateSpace puede llegar a Amazon en uno o dos días, mientras que si optas por Lulu, puede tardar en llegar a Amazon varias semanas.

5) El soporte es excelente: Por supuesto, se trata de Amazon, y ya sabemos que Amazon en cuanto a la atención al cliente no tiene comparación. CreateSpace no va a ser la excepción. Cada vez que he tenido un problema o una duda he sido atendido rápido y bien. No podría darle menos que cinco estrellas.

6) Te permite publicar una edición digital: Esta funcionalidad para crear y publicar tu libro digital la tiene Amazon a través de su servicio Kindle Direct Publishing.  Esta herramienta convertirá tu documento de Word al formato Mobipocket  y la tendrá disponible en Amazon para sus dispositivos Kindle y cualquier otro tipo de dispositivo de lectura de libros electrónicos. Esto, porque ya los libros digitales para Kindle no están limitados a los dispositivos de Amazon, sino que se leen perfectamente en cualquier equipo basado en iOs, Windows y Android con sólo descargar una aplicación gratuita. Lo mejor de todo es que cuando los lectores busquen tu libro verán integradas en un solo lugar las dos ediciones, tanto digital como física, ya que Amazon tiende a unificar las ediciones de los libros.

7) Es más fácil vender: Si bien al comienzo te decía que en lo referente a la autoedición el único responsable de promocionar tu libro serás tú, la verdad es que en mi opinión con Amazon eso no es totalmente cierto. No sé si es por el número de clientes con que cuenta esta gran empresa, o porque sus métodos de mercadeo son superiores a los de la competencia, pero lo cierto es que mis libros en Amazon se venden mucho más que en cualquier otro lugar y dudo mucho que se deba sólo a la publicidad que hago. De hecho, Amazon cuenta con varias herramientas promocionales de las que te hablaré luego que te permiten ir posicionando tu libro, y si llega a estar entre los más vendidos podrás observar como el libro comienza a venderse solo de manera constante.



Otra empresa que vale la pena mencionar es Smashwords. En este caso se trata sólo de una empresa de distribución de libros digitales, por lo que si deseas publicar tu libro también en su versión física (papel) tendrás que acudir a alguna de las opciones anteriores.

La ventaja de Smashwords es que te permite centralizar en un solo sitio la distribución de tu libro electrónico, de manera que no tengas que inscribirlo individualmente en cada una de las tiendas online que existen, sino dejar que Smashwords lo haga por ti.

¿Qué quiero decir con esto? Que Smashwords te da la posibilidad de inscribir tu libro digital con ellos una sola vez, y ellos hacen el trabajo de inscribirlo en otras empresas reconocidas como iBooks de Apple, Barnes & Noble, Baker & Taylor, Page Foundry, Kobo, Sony, Scribd!, Oyster! a cambio de una pequeña comisión en las ventas si se producen. Ellos también se encargarán de cobrar a todos distribuidores y pagarte.

En mi opinión, publicar con Smashwords es una muy buena opción, porque aunque probablemente la mayoría de tus ventas provengan de Amazon, empresas como iBooks de Apple o Barnes & Noble cuentan con millones de lectores potenciales. No hay nada más recomendable que tener tu libro en la mayor cantidad de tiendas posibles sin las complicaciones de tener que administrar las cuentas con cada uno de ellos por separado. Para que tengas una idea de lo que puede facilitarte las cosas Smashwords, te cuento que publicar directamente en iBooks desde países como Venezuela o Argentina no es posible, en cambio a través de Smashwords es tremendamente sencillo.

Lo que si tienes que saber es que para que Smashwords sea realmente efectivo y tu libro llegue a ser distribuido a otras tiendas en línea, tiene que entrar en lo que ellos llaman su catálogo Premium, el cual es un listado en el cual ellos sólo colocan los libros que superan sus requerimientos de calidad. Para lograr esto tienes que seguir ciertos lineamientos que podrás encontrar en un documento que puedes descargar gratuitamente desde su web y que cuenta con una traducción al español, conocido como la Guía de Estilo de Smashwords. La lectura de este documento te ha de llevar aproximadamente una hora y yo te recomiendo leerlo por lo menos un par de veces. De antemano te digo que no tienes por qué asustarte, porque son sólo recomendaciones generales de estilo, en la que te pedirán por ejemplo, que no dejes líneas y páginas en blanco, te dirán como formatear tus párrafos, cómo crear un índice temático vinculado, etc. En mi caso no tuve que hacer muchas modificaciones a mis manuscritos, y al primer intento fueron aceptados en el catálogo Premium.

¿Cuál es entonces la mejor opción?



Luego de haberlo pensado bastante, creo que aunque te podría mencionar todavía otras alternativas sería agobiarte con información innecesaria, pues en mi opinión estas opciones son las mejores. De cualquier modo si llegas a conocer una alternativa mejor, no dudes en escribirme y comentarme tus descubrimientos.

Mi consejo para ti es que no elijas o una o la otra, sino que las uses todas combinadas, pues esa es una de las claves para que tengas presencia en muchas tiendas en línea al mismo tiempo.
Amazon puede ser tu punta de lanza para publicar tu libro en papel y también para distribuir la versión digital.

Lulu te permitirá publicar una versión digital PDF así como una edición de lujo tapa dura. No te caería mal tener otra edición alternativa en papel tapa blanda con Lulu aunque resulte más costosa que la de Amazon, a fin de cuentas los lectores siempre podrán elegir cual comprar.

Con Smashword podrás llegar al resto de las tiendas online en los formatos digitales restantes como ePub, Sony Reader, TXT, etc.

Más adelante te explicaré de manera detallada el procedimiento técnico para utilizar cada una de estas alternativas. Lo importante es que ahora conoces las ventajas y desventajas de cada una y por qué utilizarlas de manera conjunta.

__________________________________________________________________________________

6 comentarios :

Dayana Luján Coto dijo...

Excelente, muchas gracias. Ahora tengo menos miedo con respecto a la auto-publicación.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Me alegra Dayana.

Aixa dijo...

Muchas gracias, la información es bastante clara; sin embargo tengo una duda en un punto muy específico y es el relacionado a los "taxes". Al intentar publicar directamente por Amazon, te indica la necesidad de completar un formato en el cual confirmas que no eres ciudadano residente de los EUA y por tanto estás excento de pago de impuestos (tipo W-8 que exigen los bancos). No leo nada al respecto en tu página. Podrías comentar un poco al respecto?. Que obligaciones en términos legales y de impuestos se tiene con estas empresas al publicar con ellas libros digitales?

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Hola Aixa

Es muy simple: te hacen una encuesta a la que tienes que contestar todas las preguntas. Si al final no cuentas con el TIC al final tendrás que pagar unos impuestos que deben rondar en el 30% de tus royalties. Si tienes TIC pueden ser menos. Pero yo realmente allí no me he metido mucho porque no he tramitado el TIC, y pago 30% de impuestos todavía.

Raul Sanchez Gilo dijo...

Muchas gracias por el post. Y alguna opinión sobre La Casa del Libro ? Recientemente publiqué ahí (ebook), pero no tengo todavía experiencia con ellos, el caso es que en internet aparecen bastantes malas críticas de ellos.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

La verdad no la he probado, como para poder opinar apropiadamente.

Publicar un comentario en la entrada