La estrategia de Amazon para monopolizar el mercado de libros electrónicos

Un león comiendoFrecuentemente he escrito en el blog acerca de las ventajas y desventajas del programa KDP-Select de Amazon, el cual aunque ofrece a los autores independientes excelentes herramientas para promocionar sus libros,  aumentar su visibilidad y por consecuencia sus ganancias a corto y mediano plazo, también tiene un lado negativo que siempre haga que me replantee si es buena idea utilizarlo y por consiguiente ayudar indirectamente a su crecimiento. Me refiero a que conduce paulatinamente a la destrucción sistemática del modelo de venta de libros electrónicos por copia individual.
Cuando me refiero al modelo de venta de libros electrónicos por copia individual, me refiero al modelo tradicional en el cual el autor gana una regalía por cada copia vendida. Así, si  por ejemplo un libro electrónico tiene un precio de venta de 3,99 dólares, el autor se queda con un porcentaje, el distribuidor con otro, y el gobierno y sus impuestos con otro (porcentajes que varían por supuesto, de acuerdo al distribuidor).

Este modelo es bastante beneficioso para los autores, ya que sus ganancias son directamente proporcionales al número de copias vendidas, y el cálculo de las ganancias es bien simple: si ganas por ejemplo, un dólar por copia vendida y vendes un millón de copias, te ganas un millón de dólares, no hay más.

Con el programa KDP-Select de Amazon es distinto, porque a los clientes no se les cobra sino una cantidad fija mensual y ellos quedan suscritos al programa Kindle Unlimited, en el cual adquieren el derecho de leer gratuitamente todos los libros inscritos en el programa. Al autor por consiguiente tampoco se le paga por copia vendida, porque el libro no se le vende, sino que se le “alquila” mientras se mantenga pagando la suscripción al programa, y Amazon retribuye a los autores pagándoles por “pagina leída”, modelo del que ya he hablado también en el pasado.

Por supuesto, para el cliente esto es un enorme beneficio pero para los autores no tanto. He aquí alguna de las razones:

Conduce a la comoditización del libro electrónico.

El término “comoditización” proviene de la palabra “comoditi”, que se utiliza para describir un tipo de bienes para los cuales existe demanda, pero que es satisfecha sin una diferenciación cualitativa a lo largo del mercado. La comoditización sucede cuando un cliente percibe que nuestro producto es similar a los de la competencia. Por mucho que nos esforcemos en añadir valor a nuestro producto, el cliente no puede evitar vernos como uno más de muchos proveedores de buena pero similar calidad, lo que genera a la larga una guerra de precios, como única manera de diferenciarse. En una guerra de precios, el consumidor gana, pero el vendedor pierde.

Este fenómeno ha ocurrido numerosas veces en la industria. Ha ocurrido con el PC, ocasionando que muchas empresas quebraran o abandonaran el mercado. Está ocurriendo con los teléfonos inteligentes basados en Android, las tabletas, etc. Si quieres saber más sobre la comoditización, te invito a leer el blog de mi amigo Eduardo Archanco, que explica muy bien el tema: Qué es la comoditización e importancia en la industria tecnológica

En el caso de los libros electrónicos el fenómeno se produce de la siguiente manera: a medida que el número de suscriptores del programa Kindle-Unlimited crece, más y más lectores se acostumbran a no pagar nada por cada libro electrónico que consumen. Los autores independientes que no se han inscrito en el programa sienten cada vez como sus lectores consideran que adquirir un libro electrónico por sólo 2.99 o 3.99 dólares es prohibitivamente costoso. El fenómeno ha llegado a tal punto que exitosos autores de bestsellers de Smashwords  han reportado recibir mensajes de acoso por parte de sus fans que se niegan a leer sus libros a menos de que sean incluidos en el programa Kindle-Unlimited. Aunque el libro esté a 0,99 dólares siempre será más costoso que uno por el que no tengan que pagar nada.

Aunque la mayor parte de los autores independientes que están comenzando a corto y mediano plazo no sufren merma en sus ganancias sino que por el contrario, ganan más dinero por la visibilidad que obtienen, Amazon continúa añadiendo a su programa más y más autores de manera exclusiva, pues recuérdese que el programa KDP-Select obliga a los autores a publicar exclusivamente con ellos y abandonar otras plataformas donde sus libros electrónico estén publicados. Amazon gana así cada vez más mercado con sus respectivos competidores que paulatinamente tienen menos libros en sus catálogos y menos autores publicando con ellos.

A medida que Amazon vaya aplastando sus rivales, para mantener su competitividad tendrá que ofrecer mejores precios a costa de la rentabilidad de los autores. Yo mismo lo comprobé el año pasado cuando Amazon incluyó mis libros en una promoción que lanzó por todo lo alto para celebrar el libro electrónico. Adivinen de donde salió la diferencia en el precio de oferta…de la ganancia de los autores, de manera que Amazon se luce mientras los autores ganamos menos.

Amazon también puede cambiar las condiciones en cualquier momento, para aumentar su rentabilidad y penalizar cada vez más con pérdida de visibilidad a los autores que no se unan a su programa.

Podríamos resumir un poco todo esto así:

Impacto en los autores

Fuerza al autor a retirar sus libros de otras plataformas (Apple iBooks, Barnes & Noble , Sony, Kobo, Smashwords, Google Play Store, etc., haciéndoles perder  presencia en otros mercados.

El retirar el libro en cualquier distribuidor, el autor destruye cualquier ranking de ventas, haciendo su libro menos visible y menos fácil de descubrir incluso cuando republique en esa misma plataforma.

Hace al autor más dependiente de las ventas de Amazon. Si Amazon decide pagar menos por página leída, como ya ha hecho en el pasado, el autor ganará menos aunque sus libros sigan siendo leídos igualmente. ¿De verdad es una buena idea llegar a ser 100% dependiente de una sola empresa?  La historia ha demostrado que cuando alguien tiene todo el poder sobre otro tiende a abusar de ese poder y aprovecharse de él en su beneficio.

Impacto en los competidores

Perjudica a otros distribuidores al negarles el acceso a tus libros.

Muchos autores permanentemente pararán de distribuir en los competidores de Amazon una vez se han hecho totalmente dependientes de Amazon y su mercado.

Motiva a más clientes a comprar la suscripción de Amazon una vez saben que Amazon es quien les ofrece contenido exclusivo, generando un círculo vicioso.

Dificulta el surgimiento de nuevos distribuidores a lo largo del mundo, al ser peces pequeños que no pueden abrirse pasos ante un monopolio de un solo gigante.

Gráficamente lo podríamos resumir así:

La muerte a la espera de los competidores de Amazon


Esto son solo algunos de los argumentos que aquellos que rechazan el modelo monopólico de Amazon, y yo prácticamente tendría poco que objetar, después de todo, un monopolio no beneficia a nadie, excepto al dueño del monopolio. Si tu tienes otra opinión o algo que comentar, me gustaría mucho escucharlo en el área de comentarios del blog.

Para finalizar te recuerdo que si te gusta el contenido de este blog, puedes suscribirte y recibir en tu correo electrónico las actualizaciones y nuevo contenido que publique. Si deseas publicar un libro y deseas dejar todo en manos de alguien con experiencia puedes contratar mis servicios  en la autoedición y publicación de libros físicos y digitales. 
________________________________________________________________________________

21 comentarios :

Caníbal dijo...

Pues yo sí le veo el beneficio: te permite poner el libro gratis por unos días a todos los clientes (no sólo los que sean de kindle unlimited), ganas el 70% de royalties y puedes crear una cuenta regresiva. Si el programa no te reditúa como quisieras, puedes salirte a los 3 meses. No es como en una editorial a la que le vendes el alma y recuperas los derechos de tu obra en varios años.

Si odias el monopolio, puedes crear una empresa que intente acabar con amazon. Suerte con eso. Pero el monopolio es lo que hay y habrá que saber aprovecharlo: por ejemplo, no entrar a KDP Select, ganar el 35% de beneficios pero enfocarse a que las ganancias fuertes vengan de libros impresos y vendidos por el autor, fuera de Amazon. O diversificar y vender en Google Play, Amazon, iBooks, Barnes & Noble, etc. O aún mejor: enfocarse a tener una base de lectores. Teniendo una base fuerte de lectores, Kindle Unlimited no será un problema sino un beneficio pues tus lectores comprarán tus libros, te valorarán como escritor y comprenderán que lo mejor es pagar por tu trabajo.

Si TODOS tus fans te dicen "no te leeremos si no estás en Kindle Unlimited", estás enfocando mal tu nicho de lectores. Uno siempre debe saber de sus lectores qué rango de edades, sexo, países y nivel económico tienen. Uno siempre debe tener idea de a qué clientes va dirigido el producto. Sí "producto" pues tan pronto a una obra se le pone precio, se convierte en producto, el escritor autopublicado se convierte en vendedor y el lector de convierte en cliente.

El problema no es el modelo de negocio, sino que la mayoría de escritores autopublicados aún no asumen su rol de vendedores ni se detienen a leer sobre técnicas de venta, análisis de clientes, impacto visual de sus portadas, tiempos promedio de lectura, disparadores de compra, beneficios de lo gratuito, cómo fidelizar a un lector, etcétera.

Saludos.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Canibal, si te fijas al comienzo del artículo pongo un enlace a un artículo donde reconozco lo mismo que mencionas del programa KDP-Select, con todas sus ventajas. De que te da un beneficio a corto y mediano plazo te lo da y a mí me lo ha dado, pero dudo que a largo plazo beneficie a los autores por las razones que digo.

Caníbal dijo...

Te azotas: "después de todo, un monopolio no beneficia a nadie, excepto al dueño del monopolio" y luego te contradices: "De que te da un beneficio a corto y mediano plazo te lo da y a mí me lo ha dado". Póngase de acuerdo, jovenazo.

Amazon funciona, da beneficios, exposición y, si se sabe usar, aumenta la base de lectores. ¿Va a acabar con la industria editorial? Tal vez la industria editorial se está acabando a sí misma al no adaptarse a los nuevos tiempos. ¿Funcionará a largo plazo? Es lo menos importante: dentro de 10 años tal vez Amazon esté abajo y otra empresa sea la que esté al frente de la distribución de libros electrónicos. Hasta entonces, hay que sacarle provecho a lo que tenemos a la mano.

Sentarnos a debatir si serán un monopolio monstruoso forever and ever me parece un ejercicio infantil: el mercado es el que decide. Así ha sido siempre y no veo por qué Amazon sería la excepción.

Saludos.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Canibal, estás tomando dos frases mías que se refieren a cosas distintas y las estás uniendo para hacerme decir algo que no he dicho. Yo no estoy diciendo que el "monopolio" me de beneficios a corto o mediano plazo, sino el programa KDP-Select. Me cito a mi mismo en mi contexto:

"...del programa KDP-Select, con todas sus ventajas. De que te da un beneficio a corto y mediano plazo te lo da y a mí me lo ha dado"

Que Amazon funciona tampoco lo he puesto en duda, y funciona incluso sin el programa KDP-Select, pero eso no quiere decir que a donde quiere conducirnos perjudique los autores. Y creo que está claro que nadie pretende especular si Amazon llegará a ser un monopolio "forever", pero si llega a serlo, aunque no sea por siempre, e impone su modelo de mercado en donde paga a los autores lo que ellos quieran, no por copia vendida sino por página leída, vamos a estar en sus manos.

Y tu forma de pensar no puedo compartirla: me refiero a sacar provecho de una situación hoy aun a expensas de que eso puede perjudicarme a mi o a un colectivo a largo plazo. Vivo en un país que por pensar así está acabado.

Caníbal dijo...

Ajá, ¿y a quién pertenece el KDP Select sino al monopolio? No estoy torciendo tus palabras. Dices que el monopolio no beneficia a nadie excepto al dueño pero luego dices que obtienes beneficios de un programa hecho por el monopolio ¿no que sólo beneficia al dueño?

Amazon es un negocio y sabe que los escritores son sus peones principales en la división Kindle. No le conviene ponerlos en su contra. Supongamos que impone (que en verdad imponga, no como lo está haciendo ahora, que es opcional) su modelo de "pago por página leída" ¿crees que los autores seguirán publicando con ellos si el modelo no les resulta rentable? ¿Crees que las otras compañías (iBooks, Google Play) no van a explotar esa debilidad de Amazon en caso de que ocurriera?

De hecho, el modelo de pago por página leída me parece el más justo de todos. ¿Pero cómo funciona este sistema? Veamos (sacado de la sección de ayuda de Amazon):

Si el fondo fuera de $ (USD) 10 millones y durante el mes se hubieran leído 100 000 000 páginas:

Un libro de 100 páginas que se tomó prestado y se leyó por completo 100 veces le daría a su autor una ganancia de $ (USD) 1000; es decir $ (USD) 10 millones multiplicado por 10 000 páginas de este autor, dividido entre las 100 000 000 páginas totales.
Un libro de 200 páginas que se tomó prestado y se leyó por completo 100 veces le daría a su autor una ganancia de $ (USD) 2000; es decir $ (USD) 10 millones multiplicado por 20 000 páginas de este autor, dividido entre las 100 000 000 páginas totales.
Un libro de 200 páginas que se tomó prestado 100 veces y que, de media, solamente se leyeron la mitad de sus páginas, le daría a su autor una ganancia de $ (USD) 1000; es decir $ (USD) 10 millones multiplicado por 10 000 páginas de este autor dividido entre las 100 000 000 páginas totales
.

El fondo para Febrero de 2016 es de $12'000'000 y, al parecer, cada mes sube. Todo indica que sólo depende de que el autor genere contenido interesante y tenga una base fuerte de lectores.

Ahora, supongamos el peor de los escenarios: todos los grandes se ponen de acuerdo para imponer ese modelo de negocio y todos pagan una miseria a los escritores ¿qué ocurriría? ¿qué podrían hacer los escritores? Lo que yo haría sería poner en esas tiendas explotadoras un libro que enganche al lector, gano exposición, gano lectores, y al final del libro redirijo al lector hacia mi tienda, lo traigo a mis terrenos y le hago una propuesta que no pueda rechazar.

Dices "Y tu forma de pensar no puedo compartirla: me refiero a sacar provecho de una situación hoy aun a expensas de que eso puede perjudicarme a mi o a un colectivo a largo plazo." pero veo que tus libros SIGUEN en Amazon y por lo tanto estás aprovechando la oportunidad de vender con ellos, mientras alimentas al perverso monopolio que sólo beneficia a su dueño. Y no me salgas con que estoy "haciéndote decir algo que no has dicho", amigo, pues ahí están tus palabras y ahí siguen tus libros en Amazon. Coherencia sería que dejaras de producir ganancias para el monopolio y con eso evitar que te "perjudique" a ti y a los demás escritores a largo plazo.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Hola Canibal, muy interesante tu comentario, y lo está tanto que voy a dividir mi respuesta en varios puntos de acuerdo al tema que tocas. Voy primero con lo referente al sentido de mis palabras.

La Falacia del accidente se comete cuando tomas una propiedad accidental como esencial, lo que conduce a generalizar, o como en este caso, hacer una errónea identificación (como si fueran lo mismo) entre Amazon como empresa, uno de sus programas promocionales, y su visión como empresa. Así, por ejemplo, yo puedo decir (y he dicho) que el programa KDP-Select puede beneficiar a los autores a corto o mediano plazo sin necesariamente afirmar todo lo que hace Amazon lo perjudica, o que todos los monopolios lo hacen, lo cual en estricto sentido sería una generalización, y también una falacia non-sequitur porque termina haciendo una denominación genérica para todos los argumentos en que la conclusión no se sigue de las premisas.

Te pondré unos ejemplos:

Yo te puedo decir que ciertos medicamentos que son parte de un tratamiento pueden beneficiar a un atleta a corto plazo, pero perjudicarlo a largo plazo, sin decir que el resto de los medicamentos que forman parte del tratamiento lo hacen.

Yo puedo decir que cierta política económica de un presidente fue beneficiosa para un país, sin decir que su gobierno fue beneficioso.

Dicho de otro modo, yo admito que he obtenido beneficios a corto-mediano plazo de un programa de Amazon en particular, pero al mismo tiempo sostengo que eso puede perjudicarme a largo plazo. Y esto es completamente razonable, dado que no hay manera de cuantificar a largo plazo cuanto dejaré de ganar por el tiempo perdido de ausencia en otras plataformas. Probablemente estar ahora en iBooks mientras soy un autor con poco público allí no pueda ser atractivo, pero eso no significa que las ventas allí puedan mejorar progresivamente cuando mis libros comiencen a ser mejor ranqueados y valorados por los usuarios de esas plataformas.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Continuando el análisis de tu respuesta, veo que también me reprochas que mis libros siguen en Amazon, como si eso implicara una contradicción con lo que estoy diciendo. Pero lo cierto es que yo no estoy en contra de publicar en Amazon, sino que por el contrario, lo recomiendo y mi paquete de publicación incluye Amazon como una de las tiendas en línea distribuidoras. Lo que objeto es darle la exclusividad a través de Amazon KDP-Select. Si revisas verás que mis libros están también en iBooks, Barnes & Noble, Smashwords, Kobo, Payloadz, y muchos otros sitios más, como se observa enlace:

http://www.apologeticacatolica.org/Tienda.html

De hecho, actualmente sólo tengo inscrito un libro en el programa por diversas razones técnicas que ahora no vienen al caso. Y a todos los clientes que les he publicado a través de los servicios editoriales del blog (puedes verificarlo), siempre les he publicado en la mayor cantidad de canales posibles.

Dicho de otro modo, al publicar mis libros en distintas plataformas voy ganando mercado en ellas sin depender sólo de Amazon, y no contribuyo a la creación de su monopolio porque mi presencia allí no es motivo para que mis lectores se afilien al programa KDP-Select. Ellos pueden conseguir mis libros al mismo precio en la tienda en línea de su preferencia.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Y aquí llegamos a otro punto que requeriría un tema sólo para él y que se debate muy a menudo: ¿Amazon podría potencialmente perjudicar a los autores?

Tu argumento para negar este hecho se basa en que ellos son sus principales peones y no les conviene ponerlos en su contra. Por supuesto, a ninguna empresa le conviene poner a nadie en su contra, lo mismo que no le conviene pagar mal a sus empleados y tenerlos descontentos, y aún así suelen hacerlo, ¿por qué? Porque las empresas generalmente tienen que escoger entre que les conviene más y que les conviene , llegando a asumir lo que para ellos es un “mal menor”. Así, una empresa que paga mal a sus empleados aunque no les conviene tenerlos descontentos, puede creer que le conviene más ahorrar el dinero que no les paga.

Amazon no es la excepción y así por ejemplo en Noviembre pasado para ser competitivo en India colocó la suscripción a su servicio Kindle Unlimited en 3 dólares mensual, en vez 9,99 dólares , y como resultado anunció discretamente que pagaría menos a los autores.

https://kdp.amazon.com/community/ann.jspa?annID=869

Lo mismo podría pasar en otros países, y Amazon podría bajar el precio de su suscripción para hacerla más atractiva en detrimento de los autores, como ya ha ocurrido.

Y ahora viene la pregunta: Llegado Amazon a monopolizar el mercado y teniendo el poder absoluto ¿en este punto los autores migrarían de plataforma, dando la ventaja competitiva a otras plataformas como iBooks, Barnes & Noble, etc.?

Podrían ocurrir varias cosas: Si esas plataformas no han adoptado para ese entonces un modelo similar al de Amazon para sobrevivir, moverse de plataforma les perjudicaría, porque los lectores ya estarían habituados a obtener todos los libros que deseen por una irrisoria suscripción. Y si estas plataformas ya han adoptado el modelo de Amazon sería todavía peor, porque allí si el fenómeno de la comoditización haría bajar el precio de la suscripción, cuando estas compañías para diferenciarse unas de otras entren en una guerra de precios. El perdedor aquí serían primero los autores, y luego a más largo plazo también las distribuidoras (Amazon incluida)

Caníbal dijo...

Cuando te dije que había que sacarle provecho a lo que tenemos a la mano, respondiste: Y tu forma de pensar no puedo compartirla: me refiero a sacar provecho de una situación hoy aun a expensas de que eso puede perjudicarme a mi o a un colectivo a largo plazo. Vivo en un país que por pensar así está acabado.
Pero usas (para los fines que sea) el KDP Select, del que dices es práctica monopólica y podría afectar a largo plazo al colectivo. Es decir, estás aprovechando lo que tienes a la mano, justo lo que yo dije. Supongo que también tienes retórica con conceptos en latín (siempre que se pueda, hay que usarlos: que vean que tenemos educación superior) para justificar esta posición pero ya me da pereza continuar con esa parte de la conversación. No eres el centro del debate.

Resumo con algunos puntos:

1.— A quien le convenga el KDP Select, que lo utilice. No va a colapsar el mundo de los libros por ello. Podemos conjeturar con todo el alarmismo que queramos, pero la realidad es que no va a suceder.

2.— Si Amazon comete el error de querer abusar de los escritores, vendrán otras opciones. La historia lo demuestra: la propia Amazon ES (por ahora) la otra opción respecto a las editoriales, que le pagan una miseria a los escritores, ofrecen contratos abusivos donde la exclusividad no se limita a 3 meses como en KDP Select y hacen que vivir de escribir sea privilegio sólo para algunos.

3.— Un buen escritor debe crear una base de lectores. No me canso de decirlo. De hecho, deben ser fans: personas que compren lo que produzcas, que estén al pendiente de lo que hagas y se interesen en saber de ti. Los lectores ocasionales no producen ventas masivas.
https://s3-us-west-1.amazonaws.com/kk.archive/1%2C000+Fans+Verdaderos%2C+Spanish.pdf

4.—Los pésimos usuarios siempre querrán pagar nada. NADA. El que piratea libros ahora, los pirateará aunque estén a $0.99; el que se sienta feliz con una suscripción de $3 al mes, no la cambiará por otra cosa; y el que sigue fervientemente a un creador, le seguirá sin importar la plataforma en la que publique. Esto está demostrado en varios casos, el más sonado es el del mundo de la música.

5.— Mientras haya lectores, existirán escritores y ventas de libros. Con internet, los intermediarios deben pensárselo bien antes de dar un paso en falso porque siempre se podrá prescindir de ellos. De hecho, ya se puede prescindir de Amazon: ahí están iniciativas como Patreon y KickStarter, que hacen del consumidor un patrocinador, en vez de dejarlo en plan de simple cliente.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Estimado Canibal, no entiendo por qué te molesta en que use terminología técnica para identificar fallas en los silogismos. No pretendo aparentar tener más educación, sino ser más preciso sobre todo cuando malintepretas mis palabras. Ahora, por ejemplo, tú me estás respondiendo con lo que se conoce como falacia Tu-quoque. Pero el hecho de que yo estuviera haciendo algo incorrecto no justificaría que tú lo hagas. Es como si algún deportista te reprochara que tomas esteroides tu le respondieras: “Pero tú también”. En mi país ocurre mucho en los debates políticos, cuando a alguno le acusan de ladrón y el otro responde “tú eres más ladrón que yo” (estoy poniendo un ejemplo, no estoy diciendo que seamos ladrones).

Es por eso que reitero que no puedo compartir tu forma de pensar. Si actualmente tengo un libro todavía en KDP-Select es, como ya he explicado, por una limitación meramente técnica. Pero inclusive si eso implicara una contradicción entre lo que recomiendo y hago, eso no invalidaría mi argumento, sólo demostraría que no soy coherente y que tengo que comenzar a hacerme caso a mí mismo.

Respecto a los puntos que mencionas respondo:

1.- Tu opinión de que a quien le convenga utilizar el programa KDP-Select lo utilice, es completamente respetable, pero no comparto que los escritores debamos adoptar la óptica de sacar provecho a lo que se pueda a expensas de las consecuencias futuras y para otros.

2.-Dado el caso de que Amazon cometa el error de querer abusar de los escritores, no puedes estar seguro de que vendrán otras opciones en beneficio de los autores (esto es sólo una especulación). De hecho, en la historia se ha visto que eso no necesariamente es así y aquellos sectores víctima de la comoditización de un bien muchas veces no se han recuperado. Ocurrió con el mercado del PC, con el de los celulares y tablas. Gigantes como Lenovo, HP, Samsung han visto disminuidos sus beneficios sin casi esperanza de recuperación, lo que ha hecho que muchos de ellos abandonaran ese mercado o vean mermados sus beneficios.

3.- Estoy de acuerdo en que un escritor debe crear una base de lectores, pero esto precisamente apoya mi argumento, porque si contamos con ella no necesitamos atarnos a una dependencia de un programa como KDP-Select para llegar a ellos.

4.- En mi opinión es un error reducir la cuestión a una mera distinción entre pésimos y buenos usuarios. Eso sería simplificar demasiado un fenómeno mucho más complejo que tiene que ver con los hábitos del consumidor. Una vez el consumidor se ha habituado a consumir determinado comoditi de una forma mucho más ventajosa, es difícil que luego renuncie a ese privilegio.

5.- La cuestión no la veo tan simple como tú la ves. Mientras haya competencia entre distintos distribuidores efectivamente los intermediarios deben pensárselo bien antes de dar un paso en falso, pero si alguno llega a prevalecer sobre la competencia, podría aprovecharse de eso para maximizar sus beneficios en detrimento o de los consumidores o de sus proveedores. En la historia ha pasado una y otra vez. Cuando Microsoft impuso el modelo de licenciamiento de software cobrando a un mismo usuario por equipo e incluso por procesador, el perjudicado fue el consumidor y Bill Gates se hizo el hombre más rico del mundo de la noche a la mañana obligando a los usuarios a pagarle el software tantas veces como computadores tenía. Si tu razonamiento fuera correcto el mercado podría haber migrado a otras alternativas, como Linux, sin embargo no fue así porque el monopolio de Microsoft con Windows había orillado a sus competidores a mercados marginales o a segmentos de mercado enteramente distintos. Al final el resto de las empresas adoptaron el mismo modelo de Microsoft en detrimento de los consumidores.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Y por otro lado, el principal inconveniente que veo en este modelo de mercado, es que estamos poniendo en Amazon la decisión de pagarnos lo que él decida pagarnos. Amazon puede poner a su entero arbitrio el precio a pagar por página leída. Se ha visto que ha subido, pero también se ha visto que ha bajado. Por tanto no es ilógico preveer que en el futuro pueda bajar, pero más allá de eso, que los autores perdamos el derecho a poner el precio a nuestra obra, no puede beneficiarnos. Mucho menos que nuestra obra se comercialice en lote para ser leída gratuitamente por todo aquel que pague una cantidad de dinero irrisoria. Eso es literalmente vender la obra de los autores "por volumen".

Caníbal dijo...

Como te dije, no eres el centro del debate.

1.— Respetable que no compartas mi opinión. Quien utilice KDP Select, lo hará para sacar algún provecho. Como tú, ahora que lo utilizas. Creo que estás mal interpretando la frase "sacar provecho" al entenderla como "tratar de abusar del recurso" o algo parecido. No me sorprende, supongo son las barreras culturales.

2.— Estás enfocando mal tu ejemplo.Comparas peras con manzanas.

3.— Nunca dije que un escritor "necesitara" atarse a KDP Select para lograr esto o aquello. Dije otra cosa, entendiste lo que quisiste.

4.— Respetable tu opinión. A mí la realidad me ha demostrado lo que dije.

5.— Una vez más, estás enfocando mal tu ejemplo: sigues comparando peras con manzanas.

El tiempo dirá quién está más cerca de la realidad.
En fin.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Entiendo que no soy el centro del debate, pero tú me colocas en él cuando insistes en utilizar como argumento que yo lo utilizo KDP-Select en un caso concreto. Si no soy el centro del debate, entonces es irrelevante y de nada sirve acudir a falacias Tu-quote.
Respecto al resto de los puntos:

1.- No me refiero a abusar de ningún recurso, sino precisamente de “sacar provecho”. Utilizar y beneficiarse de las promociones a pesar de saber que a largo plazo puede perjudicarme a mí y a otros.

2.- No comparo peras con manzanas, pero dado que sólo lo afirmas sin justificarlo, lo cual lo hace una afirmación gratuita, no hace falta que lo analice bajo la premisa de que lo que gratuitamente se afirma gratuitamente se niega.

3.- Lo que has dicho es que a quien le convenga el KDP Select que lo utilice, pero eso implica darle la exclusividad a Amazon sobre el resto de canales de distribución y eso es atarse a KDP-Select, por lo menos por un período mínimo de tres meses. Durante ese tiempo los autores han perdido cualquier posicionamiento que hayan logrado en el resto de canales de distribución de sus libros.

4.- Nada que objetar.

5.- Idem que el punto 2.

Caníbal dijo...

Touché.

1.- Lo de que puede perjudicar en el futuro es sólo una especulación, no podemos estar seguros de que lo hará o no. En este momento no resulta perjudicial sino benéfico y, hasta eso, depende de cada caso. Si alguien no lo quiere usar, que no lo use. Por las decisiones que he visto que ha tomado Amazon, no creo que se pegue un tiro en el pie. Esto, como tu opinión sobre el posible daño a futuro, también es especulación.

2.- El mercado tecnológico no se mueve igual que el creativo. En el tecnológico, el público general no provee el producto al distribuidor; en el creativo (en caso concreto, en el de Kindle Amazon), sí. Amazon puede intentar crear su monopolio, pero los escritores pueden decir "NO" y Amazon se queda sin buena parte de producto para vender. Justo lo que le está ocurriendo a las editoriales. Como te dije, hay otras alternativas: Patreon, Kickstarter, etc. ¿las conoces? ¿sabes cómo funcionan y cuánta gente ya las está aprovechando y a qué perfil de usuario están dirigidas? Sé de casos en Patreon de ganancias al rededor de 3 mil dólares semanales. Ni un centavo para Amazon. Probablemente ese sea el futuro de los escritores independientes, quién sabe.

3.- Si el autor cree que la exclusividad le afectará de algún modo, entonces que no lo utilice KDPS. Sencillito, compadre. Pero es claro que en 3 meses puede darse cuenta si le conviene o no, sin afectar lo que haya construido en otras plataformas. Es cuestión de sentarse pensar un poco, a crear un plan. Además. no tiene que firmar un contrato de exclusividad de 5 ó 10 años, como en una editorial. La diferencia es enorme.
Si cree que 3 meses son demasiado, te digo, que no lo haga y listo. El mundo sigue girando.

4.- Ok

5.- Los casos son distintos. Para el usuario final es mucho más costoso (Mac OSX) y/o complicado (Linux) migrar de sistema operativo (y todo el rollo de las compatibilidades de hardware y software) y reaprender a usar el nuevo, que simplemente cambiar de aplicación para leer un libro. Por eso son peras y manzanas.

Y te repito: el tiempo dirá quién de los dos está más cerca de la realidad. Estos debates internetiles nunca sirven de mucho. Me consta :)

Caníbal dijo...

"Y por otro lado, el principal inconveniente que veo en este modelo de mercado, es que estamos poniendo en Amazon la decisión de pagarnos lo que él decida pagarnos".

Por eso la base de lectores es importante. El día que el autor decida salirse de Amazon, sus lectores le seguirán. Sé que estás convencido de que no lo harán porque ya estarán muy a gustito pagando una tarifa plana, es cuando digo que si el autor cree que le perjudicará el modelo, que no lo use. Yo creo que lo importante es lograr que el lector te siga a ti, no a un modelo de negocio. Y he visto que es posible.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Hola Canibal, respondo punto por punto:

1.- Es cierto, es posible que Amazon perjudique los autores como que no lo haga, no es seguro pero hay probabilidades, y ya el hecho que las haga para mi es suficiente como para no conceder exclusividad de mi obra a una sola empresa, aunque no sea “100% seguro” que opte por perjudicarme

2.- Sí conozco alternativas como Patreon y Kickstarter y así como otras alternativas de crodfunding para el mundo editorial más orientadas específicamente al mundo editorial, como Pentian. Sería un tema interesante analizar si estas alternativas son capaces de hacer una disrupción lateral del mercado, pero me parece ciertamente posible.

3.- Eso es precisamente lo que sostengo en el blog: tener en cuenta las ventajas y desventajas del programa para que cada quien saque sus propias conclusiones. En lo que te equivocas es en suponer que por retirar tres meses una obra de otras plataformas eso no va a afectar al autor. El problema no es que sean tres o seis meses, es que al retirarse la obra pierde todo lo que ha ganado a lo largo de su permanencia en ese canal, incluyendo reseñas, posicionamientos, etc.

5.- En lo personal esa no es la razón por la que el usuario no cambia de sistema operativo. Los sistemas Linux actualmente cuentan con interfaces calcadas de Windows, por lo que un usuario acostumbrado a usar Windows podría adaptarse rápidamente a otro sistema operativo. El problema radica en la cantidad de aplicaciones existentes en cada sistema operativo. Los usuarios no migran porque no se adapten al otro sistemas, sino porque no creen que en el otro sistema tengan suficientes aplicaciones para solventar sus necesidades. El mismo problema lo ha tenido curiosamente Microsoft en el mundo de los Smartphones compitiendo con Android.
En el modelo de negocios propuesto por Amazon sólo hace falta cambiar “número de aplicaciones disponible”, por “número de libros disponibles”, pero aquí prácticamente los productos no pueden diferenciarse entre sí porque todos van incluidos en un único lote pago por suscripción. Los autores tendrán que elegir si estar donde está la mayor parte de los clientes y las mejores herramientas de promoción a expensas de ser mal pagados, o jugárselas a otras alternativas con menos usuarios.

6.- Por supuesto, el tiempo lo dirá. Esta es sólo mi opinión, y es magnífico escuchar otras opiniones.

7.- Yo realmente estoy de acuerdo contigo en que parte de los lectores seguirán al autor si se sale de Amazon, pero mucho de los nuevos potenciales lectores los perderá y saldrá perjudicado en el proceso. No todo el mundo es capaz de promocionar y vender por sí mismo sus obras y crear y mantener una buena base de lectores sin las herramientas de un buen canal de distribución.

Caníbal dijo...

1.- Entonces, como dije, no lo utilices. Resuelto.

2.- De acuerdo.

3.- Como dije, es cuestión de sentarse a pensar y planificar. Por ejemplo, poner en KDPS una obra nueva, sin historial en otras plataformas, sacaría al autor de las dudas. Resuelto.

5.- Tu opinión y muy respetable. En mi experiencia como responsable de una tienda de equipos Apple por casi 4 años, las principales razones por las que no migran los usuarios comunes y corrientes —no los ingenieros en computación—, son las que mencioné (y olvidé mencionar la desconfianza/miedo a lo desconocido).
Sí, como siempre ha sido, el autor tendrá que pensar qué es lo que le conviene. Y cada cabeza es un mundo. En ese terrible escenario, en el que Amazon ya impuso su modelo mal pagado pero con muchos clientes, yo utilizaría sus servicios para ganar visibilidad y enganchar lectores, luego, como ya he dicho, los movería a los terrenos en los que me resulte rentable la venta de ejemplares. Pensar y planificar.
Cada autor tiene sus sueños y objetivos y debe encontrar la forma de llegar a ellos.

6.- De acuerdo.

7.- "Muchos de los potenciales lectores los perderá", es muy cierto, y ahí hay que evaluar qué es lo que queremos: quedarnos donde hay muchos potenciales lectores pero nos pagan una miseria o movernos a donde hay pocos lectores pero mayores ingresos o quedarnos donde hay mucho y mal pagado pero aprovechar la visibilidad que ofrece el sitio y ganar esos lectores potenciales y luego moverlos a donde nos sea rentable. Como dije, depende de los objetivos de cada autor y cada quién lo resolverá de acuerdo a estos.
Lo sé, no todo mundo es capaz de promocionar y vender. Es una lástima, porque siempre sobrevive el que mejor se adapta a los cambios y al entorno.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Gracias por tu opinión, pero como he dicho no puedo compartirla ni recomendar darla exclusividad a Amazon de nuestras obras. Ni siquiera en el caso de hacer una prueba lo recomendaría, porque la mayor parte de los ejemplares de una obra cuando está bien publicitada se venden en los primeros meses, y obligar a los lectores que la adquieran por Amazon, no sólo perjudicaría a sus competidores sino al ranking del libro en el resto de los canales de distribución.

Caníbal dijo...

Y gracias a ti por tu opinión. Obviamente, yo tampoco la comparto.
No somos niños y aquí nadie obliga a nadie a comprar en una tienda en la que no desee comprar. Claramente el autor puede especificarle a sus lectores que está haciendo una prueba y que si no están en Amazon, que tengan paciencia, pues pronto estará en la tienda en la que habitualmente compren. O puede pensar y planificar otra estrategia y analizar el posible impacto que pueda tener en las demás tiendas y la importancia que para él tienen esas otras tiendas. Y dado que Amazon tiene más del 70% de las ventas de libros electrónicos a nivel mundial, ese impacto claramente sería menor.

¿No tiene idea de cómo planificar una estrategia? Hay cientos de personas que ofrecen sus servicios en Internet para este problema y cientos de recursos gratuitos en los que puede aprender de forma autodidacta esas estrategias. Opciones hay.

Que no se nos cierre el mundo por 3 meses de exclusividad, si estamos interesados en KDPS. Si no lo estamos, como tú, simplemente no usarlo. Como lo he dicho desde el principio.

En definitiva, recomiendo su uso y para mí no es suficiente el argumento del probable cambio de actitud (en un futuro indefinido) de Amazon respecto al pago a los escritores pues, hasta ahora, ha tomado decisiones que benefician a los autores y todo parece indicar (y esperemos) que seguirá así.

Amazon está pagando muy bien a quien hace buena labor de venta. Y lo más importante (respecto a ganancias) es que hay personas que ya reciben importantes pagos por vender sus libros en forma independiente: unos estando sólo en Amazon (como Blanca Miosi); otros, diversificando en varias tiendas (como Fernando Trujillo Sanz).

Creo que vender en Amazon es como trabajar para cualquier empresa: el día en que ya no te convenga seguir con ella, te vas. Hablando del mundo de los libros, ya vimos que hay otras opciones para vender las obras (Patreon, Pentian, Kickstarter, Fondeadora, etc.), no estamos condenados a depender de la aceptación de una editorial ni de una sola empresa para poder publicar. Creo que esta es una excelente época para ser escritor independiente.

Cada autor es distinto y, por lo tanto, cada quien tomará sus decisiones basado en distintas razones: no a todos nos interesa KDP Select o estar en otras tiendas además de Amazon o vender libros electrónicos o cuánto nos paguen sino cuántos (o quiénes) nos lean... y la liste sigue.

Insisto y recalco: cada quién haga lo que más le convenga y sáquele provecho a la empresa que le otorgue los beneficios que está buscando, obvio, sin caer en lo ilegal.

José Miguel Arráiz Roberti dijo...

Gracias nuevamente por sus comentarios Canibal

Francamente algunas de tus observaciones me parecen algo ingenuas o demasiado optimistas, pero analizarlas a fondo en la sala de comentarios sería muy extenso. Creo que lo mejor, ya que se han tocado puntos tan interesantes es que en un próximo post haga un análisis más profundo de esos argumentos, ya que el tema da para mucho.

Caníbal dijo...

Gracias a ti. Y a mí algunas de tus observaciones me parecen algo irreales o demasiado fatalistas, pero, en fin, dentro de un tiempo veremos quién estaba más cerca de la verdad.

Saludos.

Publicar un comentario