Consejos para crear la portada perfecta para tu libro

Portadas de libros bien diseñadas y vistozas
Dice el refrán que no se debe juzgar un libro por su cubierta, sin embargo uno de los más graves errores que puede cometer un escritor es descuidar la portada de su libro. Y es que si bien una brillante y llamativa portada no va a mejorar su contenido, una mala portada si puede arruinar un libro disminuyendo considerablemente el número de personas atraídas por él. Recuerda que la portada es el primer contacto que tienes con tu posible lector. Es tu oportunidad de crear:

 «Amor a primera vista»

Si eres un escritor autopublicado el diseño y confección de la portada de tu libro es tu responsabilidad.  Pero independientemente de que contrates un diseñador gráfico o la hagas tu mismo, siempre será muy útil que conozcas los elementos más importantes que hacen destacar una portada y así poder ofrecer sugerencias e información que aporten al resultado final. 

A continuación voy a compartir algunos consejos que creo que realmente funcionan en base a lo que he ido aprendiendo a medida que he trabajado con autores autopublicados.

1.- Evita los sentimentalismos 

Portada de libro amateur
He tenido clientes que vienen con portadas hechas por ellos mismos, muchas de las cuales tienen un look bastante «amateur». Cuando les he aconsejado que lo más conveniente es hacer una nueva para obtener un resultado más profesional han preferido quedarse con la suya alegando que tenía un significado especial para ellos o un gran valor sentimental.

Aunque este tipo de decisiones es respetable, no es la decisión más acertada. Y es que, si lo que queremos es un libro para mostrar a nuestros amigos cuando vengan de visita no hay problema. Pero si queremos que tenga más oportunidades de vender, debemos comprender que nuestra portada no es el mejor lugar, por ejemplo, para el bello dibujo que nos hizo nuestra hija de cinco años de regalo para el día del padre. 


«Enfócate en hacer una portada que le guste a tu lector objetivo, 
no una que tenga un significado sentimental para ti» 


2.- Cuida la proporción de elementos

Debes buscar una buena combinación entre la tipografía, la imagen principal y los colores

Tipografía

No todos los tipos de letra funcionan igual con todos los géneros literarios, por lo que en este sentido no puedo recomendar una tipografía en particular para todos los casos. Aquí entra mucho en juego la creatividad de cada uno para elegir una tipografía acorde a su género literario que armonice con el resto del diseño. Pero lo que si te puedo recomendar es:

Utiliza una tipografía en la medida de lo posible llamativa y original

A continuación observa estas tres portadas de libros best sellers en Amazon en géneros totalmente distintos, cuya tipografía no es corriente, y a la vez armoniza perfectamente con el resto de la portada:

Portadas de distintos géneros con tipografía vistosa
El título debe contrastar con el fondo

Es muy importante que el título contraste con el fondo para que sea legible. Así, si por ejemplo la imagen de fondo es de color oscuro, una buena idea es colocar el título en fondo claro o viceversa.  
Asegúrate que tanto el título del libro, como el nombre del autor estén bien visibles en las distintas presentaciones del libro: tanto en el formato físico como digital. Un error común que se suele cometer en los diseños de portada es colocar el título de un tamaño que luce muy pequeño en la edición digital del libro. 

En los casos en los que el autor ya tiene una audiencia y es conocido, es muy importante destacar de manera bien visible el nombre del autor. Esto, porque como es natural, en estos casos el nombre del autor vende por sí solo. También es buena práctica si quieres ir potenciando tu nombre de escritor como marca. 

Observa como las portadas de estos libros destacan el nombre del autor, en algunos casos por sobre el título del libro y a la vez contrastan con el color del fondo para aumentar su legibilidad:

 Portadas donde contrasta el título con el fondo

 Portadas donde contrasta el título con el fondo
Otra recomendación común es el de no utilizar más de dos tipos de letras en una portada, pero en mi opinión es una regla que puede romperse con prudencia cuando el caso lo amerita. 

«Asegúrate que el título y el nombre del autor 
sean bien legibles y contrasten con el fondo» 


Selección de colores

Los que no somos diseñadores gráficos generalmente podemos tener dificultad en encontrar combinaciones de colores que luzcan bien. Por fortuna no hay que reinventar la rueda y existen herramientas y aplicaciones que pueden generar paletas de colores de forma aleatoria y automática, dejándonos solo la tarea de elegir la que nos parezca que se adapta mejor a nuestro diseño.

Adobe por ejemplo cuenta con una herramienta gratuita para generar paletas de colores: Adobe Color CC. A medida que seleccionamos un color, la herramienta nos sugiere una paleta completa de colores que combina con el color seleccionado. 

Herramienta de Adobe para generar paletas de colores

 Así como esta existe una gran cantidad de herramientas gratuitas para generar paletas de colores. Puedes ensayar con ellas y quedarte con la que te parezca más útil. 

Si examinamos algunas de las portadas que hemos mostrado como ejemplo, veremos que sus colores principales están tomados de paletas de colores. 

Una portada de un libro y su respectiva paleta de colores

Una portada de un libro y su respectiva paleta de colores

«La paleta de colores de tu portada debe combinar 
con la imagen central de la misma»


Inspírate en portadas de libros de tu género

Es buena idea que revises las portadas de otros libros pertenecientes a tu género literario, no para copiarte sino para inspirarte. También es una buena forma de ver qué tipografías son más utilizadas en tu género literario. 

Un error común presente en muchos diseños de portada es precisamente que en vez de inspirarse lo que hacen es copiarse mostrando una terrible carencia de originalidad¿No te has preguntado por qué tantas escritoras de novelas «románticas» no saben hacer otra cosa que poner un clon de Schwarzenegger mostrando el abdomen? En algunos casos los diseños son tan terribles que ni siquiera se aprecia bien el título del libro.
Típicas portadas de libros mal diseñadas y con poca originalidad

Contrata un diseñador gráfico profesional

Para terminar, como te decía al comienzo, si bien como autor autopublicado sobre tí recae la responsabilidad del diseño y la confección de tu portada, considero que siempre es mejor opción contratar un buen profesional de diseño gráfico

Ser autor autopublicado no implica tener que hacer todo uno mismo, significa saber elegir acertadamente qué delegar dependiendo de las propias habilidades. La portada es un elemento importantísimo de un libro. Una buena decisión es invertir para que un profesional la haga por ti, por supuesto, con tus ideas y sugerencias. 

A este respecto te recuerdo que uno de los servicios que ofrezco, aparte del paquete de publicación estándar y la revisión ortográfica y gramatical de manuscritos es también el diseño profesional de portadas a cargo de un especialista con amplia y comprobada experiencia.

Si tu tienes algún consejo adicional que quieras compartir, me alegrará leerlo en el área de comentarios.
_____________________________________________________________________________

1 comentarios :

JESÚS ABREU dijo...

EXCELENTES CONSEJOS A TENER EN CUENTA.

Publicar un comentario